top of page
FONDO%20NARANJA_edited.jpg
VOLVER%20AL%20INICIO_edited.png
VOLVER%2520A%2520PUBLICACIONES_edited_ed
  • Foto del escritorLa Inigualable

16 Datos curiosos y extraños sobre la lluvia, que quizá no sabías

¿Sabías que hay lugares donde llueve ácido sulfúrico, metano o diamantes?, ¿qué el lugar menos lluvioso de la tierra no es el desierto o que en algunos lugares la lluvia no llega jamás a tocar el suelo? Si te encantan los días lluviosos, te apasionan las tormentas y te fascina el olor a lluvia, no te pierdas todas estas increíbles y extrañas curiosidades de la lluvia.

La lluvia es un fenómeno meteorológico que ocurre cuando pequeñas partículas de agua caen a la tierra procedente de la condensación de vapor de agua que contienen las nubes. Sin embargo, este acontecimiento que seguro has visto muchas veces en tu vida, encierra una serie de hechos sorprendentes que puede que no conozcas, son las curiosidades de la lluvia más raras y fascinantes.


1. La lluvia no comienza siendo lluvia

En las nubes, la lluvia comienza siendo nieve la mayor parte de las veces. Y es que, a esa altitud, las nubes están formadas por gotas de agua helada, son pequeños cristales de hielo. En la mayoría de las lluvias, al caer hacia una zona más cálida, se derriten y se convierten en gotas de agua.


2. El lugar menos lluvioso de la tierra no está en el desierto

Si te pregunto por el lugar menos lluvioso de la tierra, lo más probable es que contestes que es el desierto, un sitio inhóspito, árido y sin agua. Sin embargo, no es la respuesta correcta. Aunque te sorprenda el lugar menos lluvioso está cubierto de hielo, es en cierta manera un desierto helado, se trata de la Antártida. Es el continente con la precipitación anual más baja de toda la tierra.


3. El lugar más lluvioso de la tierra

Mawsynram, es un pueblo de la India que tiene el honor de ser el lugar más lluvioso del planeta. Una pequeña localidad que recibe una precipitación media de casi 12000 litros por metro cuadrado. Para que te hagas una idea de la abundancia de agua que eso supone, lo vamos a comparar con dos ciudades muy lluviosas, Londres, donde la precipitación anual es de 601 l/m2 y París, con 649 l/m2. Los siguientes puestos en este ranking lo ocupa Lloró y Puerto López, en Colombia.


4. La lluvia no siempre moja el suelo

Algunos llaman a este efecto la lluvia fantasma. Sucede cuando a lo lejos ves una cortina de agua y piensas que está cayendo un buen chaparrón. Sin embargo, al acercarte ves como las tierras están secas y a los habitantes les falta el agua. Sucede en lugares muy secos y calurosos del planeta, donde la lluvia se evapora antes de tocar el suelo.

5. No todas las gotas de lluvia son agua

Las lluvias de agua solo suceden en nuestro planeta, en otros pueden llover desde diamantes a ácido sulfúrico. En Venus, lo que cae del cielo es el letal ácido sulfúrico, un peligrosísimo ácido capaz de derretir la superficie que toca. Es más, llueve sin cesar, aunque las gotas nunca llegan a tocar la superficie. En Saturno, Urano, Júpiter y Neptuno se dan las condiciones óptimas para que llueva carbono en forma de diamantes por lo que se cree que las lluvias son ricas en esta piedra preciosa. Y, en Titán, se cree que llueve metano.


6. La forma y color de las nubes pueden ayudarte a predecir la lluvia

Si ves una nube alta, en forma de montaña y muy hinchada, es un cumulonimbus, esa pronostica lluvia en las próximas horas. También el nimbostratus, una nube gris, plana y cargada de gotas de lluvia deseando descargar sobre la tierra. Por lo que, si quieres saber si va a llover, mira al cielo. Incluso puedes ver si unos kilómetros más allá de donde tu estás llueve. Si ves una cortina gris desde el cielo, a la tierra, es el chaparrón que está cayendo unos kilómetros más allá de donde estás.


7. El olor de la lluvia tiene nombre

Esta es otra de las curiosidades de la lluvia. Puede que no lo supieras, pero el olor a lluvia fresca tiene un nombre, se llama petricor. Este término se utiliza para denominar el proceso químico que sucede cuando el agua de lluvia entra en contacto con la tierra seca. Lo que ocurre es que al humedecerse la tierra, libera una serie de compuestos químicos, entre ellos aceites vegetales. Sin embargo, el elemento más importante y el responsable del olor a petricor es un tipo de alcohol llamado geosmina, cuya traducción etimológica es “aroma de la tierra". Por eso, aunque el agua no tenga color, olor o sabor, cuando cae sobre la tierra, sí huele.


8. Una gota de agua no tiene forma de lágrima

Solemos decir “me ha caído una gota de lluvia”, y dibujamos las gotas de lluvia con forma alargada, sin embargo, no es lo más apropiado ya que los expertos nos dicen que la lluvia no tiene forma de lágrima. Cuando las moléculas de agua se condensan y se unen en la atmósfera antes de caer, adoptan una forma más o menos esférica. A medida que caen, se encuentran con la presión del aire, aplanando el fondo de las gotas, y terminan tomando una forma parecido a un pan de hamburguesa.

9. Una lluvia de peces

Del cielo no solo cae agua o nieve, en ocasiones llueven cosas muy extrañas, desde renacuajos a peces pequeños. De hecho, en honduras celebran la “Lluvia del pescado”, que se celebra en la ciudad de Yoro donde se encuentran cientos de peces vivos en el suelo después de la lluvia. Sucede entre mayo y julio.


10. El lugar donde llueve más días al año

El Monte Waialeale en Kauai, Hawái, es el lugar de la tierra donde llueve más días al año. En este volcán llueve 350 días al año aunque tiene un clima caluroso, lo que le hace ser un lugar único de exuberante vegetación. Por esta razón se le conoce también como “monte rebosante”.


11. Es posible hacer llover artificialmente

Desde un avión se pueden lanzar partículas de hielo seco hacia una nube cúmulo. En la nube, el dióxido de carbono se mezcla con el agua y cae en forma de copos de nieve. En su camino hacia la tierra se calienta convirtiéndose en lluvia.


12. ¿Se puede beber el agua de lluvia?

La respuesta es… depende de dónde estés. Investigadores de la Universidad Monash en Melbourne, Australia, afirmaron que era seguro beber el agua que caía del cielo, ya que viene destilada. Eso sí, solo si la tomas desde el aire y lo haces en un entorno natural, libre de contaminación. Pero, en las ciudades, las gotas de lluvia pueden traer consigo monóxido de carbono procedente de los coches por lo que estarías bebiendo agua contaminada.

13. ¿Cómo se forma el arcoíris?

Un arcoíris se forma cuando la luz del sol se refracta, se refleja y se dispersa en las gotas de lluvia en el aire. Cada gota actúa como un pequeño prisma que separa la luz blanca en sus diferentes colores.


14. La lluvia ácida

La lluvia ácida es un fenómeno provocado por la contaminación atmosférica. Cuando los gases emitidos por la industria y los vehículos se combinan con la humedad en el aire, pueden formar ácidos que caen con la lluvia. Esto puede tener efectos negativos en el medio ambiente y en la salud humana.


15. ¿Llueve en otros planetas?

Aunque asociamos la lluvia principalmente con la Tierra, también se han observado fenómenos similares en otros planetas y lunas del sistema solar. Por ejemplo, en Titán, la luna de Saturno, se han detectado lluvias de metano.


16. Lluvia de sangre, una curiosidad de la lluvia

Aunque suena aterrador, la "lluvia de sangre" es un fenómeno meteorológico poco común en el que la lluvia aparece de color rojo o marrón. Sin embargo, en la mayoría de los casos, este color no se debe a sangre real, sino a la presencia de partículas de polvo o algas en suspensión en el aire.

Fuente: quonomy Fotos: Internet


14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page