top of page
FONDO%20NARANJA_edited.jpg
VOLVER%20AL%20INICIO_edited.png
VOLVER%2520A%2520PUBLICACIONES_edited_ed
  • Foto del escritorLa Inigualable

Aprende a hacer jabón de avena para el rostro y luce una piel hidratada

Con ingredientes naturales podrás fabricar un jabón casero que te ayudará a mantener tu rostro saludable y lleno de vitalidad.

En la búsqueda incansable de productos de belleza que sean tanto efectivos como respetuosos con nuestra piel, aquí nos convertimos en tus aliados al desvelar cómo hacer jabón de avena, un secreto milenario para una piel radiante. Este tutorial paso a paso te enseñará el arte de crear tu propio jabón facial de avena, asegurándote un cuidado de la piel genuino y libre de los químicos nocivos tan comunes en las opciones comerciales. Aprende con nosotros a darle a tu piel el trato que merece, utilizando elementos puros que la naturaleza nos brinda con esta sencilla receta casera.

¿Cómo hacer jabón de avena con ingredientes naturales?

Descubrir cómo hacer jabón de avena en la comodidad de tu hogar es sencillo con la guía que La Revista del Consumidor te proporciona en su edición de noviembre. Encuentra la perfecta armonía de ingredientes naturales para confeccionar un jabón que no solo se adapte a las necesidades específicas de tu piel, sino que también la embellezca y proteja, todo ello mientras te deleitas en el proceso creativo y personalizado de cuidado de la piel.

Ingredientes y utensilios:

  • 1 taza de avena

  • 300 g de jabón neutro finamente rallado

  • 1 taza de leche

  • 2 tazas de agua

  • Licuadora

  • 2 cacerolas

  • 1 refractario rectangular de vidrio

  • Taza medidora, cuchara grande y tazón de vidrio

  • Charola, papel de china y bolsa de plástico con cierre hermético


Pasos a seguir:

  1. Muele la avena hasta obtener una textura fina y remójalas en la leche durante 2 horas.

  2. Mezcla el jabón rallado con tres cucharadas de agua en un tazón de vidrio.

  3. Hierve el resto del agua y usa la técnica del baño María con el tazón de jabón.

  4. Remueve continuamente hasta obtener una consistencia pastosa y luego retira del baño María.

  5. Calienta la leche y avena y, a temperatura manejable, combina con la pasta de jabón.

  6. Vierte la mezcla en el refractario, extiéndela y deja secar. Finalmente, corta y envuelve los jabones.

¿Cuáles son los beneficios de usar jabón de avena?


El jabón de avena es un verdadero elixir para una piel radiante y saludable, brindando múltiples beneficios para un cuidado de la piel consciente:

  • Exfoliante natural: Promueve una piel radiante al remover células muertas y liberar los poros.

  • Humectante: Conserva la humedad de la piel, aportando suavidad y elasticidad.

  • Antiinflamatorio: Las avenantramidas, antioxidantes presentes en la avena, calman irritaciones y rojeces.

  • Astringente: Ideal para equilibrar la producción de sebo y mejorar imperfecciones.

  • Limpiador: Las saponinas limpian profundamente, eliminando las impurezas.

  • Protector: Fortalece la barrera de la piel contra el ambiente exterior.

Incorporar el jabón de avena en tu rutina de belleza es sinónimo de mimar tu piel, dándole un respiro de los componentes artificiales y disfrutando de una tez visiblemente más saludable y radiante.

Fuente: Revista del Consumidor Fotos: Internet


6 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page