FONDO%20NARANJA_edited.jpg
VOLVER%20AL%20INICIO_edited.png
VOLVER%2520A%2520PUBLICACIONES_edited_ed
  • La Inigualable

No se trata de encontrar a una persona extraordinaria.

Cuando escuchamos la palabra “extraordinario” se nos pueden venir muchas definiciones a la mente, sin embargo cuando se nos viene la frase “una persona extraordinaria” solemos incluso pensar en alguien inalcanzable, quizá con super poderes, alguien fuera de lo común, y te diré algo, sólo en lo último tendrías razón.

Quizá algo de culpa es de las películas de Hollywood, que nos han metido en la cabeza a la “persona ideal” de las telenovelas y esos libros baratos de historias de amores endulzados; y claro, la responsabilidad es nuestra, por dejarnos llevar y creer en toda esa charlatanería. Mucho tiene que ver el entorno en el que nos formamos desde nuestra infancia, pues los factores externos influyen sobremanera en la persona que nos convertimos cuando adultos, la vida está llena de experiencias que nos van moldeando y la búsqueda de la persona extraordinaria, no es la excepción.


Hemos escuchado las frases de la abuela, del abuelo, de nuestros padres e incluso de algunos familiares decir: cásate con un hombre que te haga feliz, búscate una mujer que sepa cocinar, no te juntes con un hombre que no tenga profesión, búscate una mujer seria… cuántos consejos una sola vida no crees? La persona “extraordinaria” que tu mamá o tu papá, tus abuelos o quien sea que te lo diga, no será la misma persona extraordinaria que tú estás buscando. Pero la otra pregunta… porqué buscar?


Es curioso cómo tantos años de nuestra vida los gastamos buscando y tratando de encontrar. Encontrar qué? La felicidad, la tranquilidad, la paz, la pareja ideal, el trabajo ideal… perseguimos todo el tiempo una vida que no llega. Y dentro de esa búsqueda, por supuesto! Incluimos a la persona extraordinaria.


No pierdas tu tiempo buscando alguien extraordinario con quién compartir tu vida, pues lo extraordinario no tiene nada que ver con lo sobrenatural, alguien “popular“, inalcanzable; es tan simple como compartir la vida con quien ve en la misma dirección que tú, con quien contempla un atardecer contigo, quien te acompaña en silencio o haciendo ruido, quien en la forma inesperada te regala una sonrisa, un abrazo, te sorprende con cosas tan simples y sencillas como una flor del campo, o un beso en la frente para aliviar tu cansancio, alguien que solo le basta decir una palabra y sentirte confortado: ESA ES UNA PERSONA EXTRAORDINARIA.


Concluiré hoy mi post diciéndote que lo extraordinario no se encuentra afuera, sino dentro de ti. Si quieres encontrar una persona extraordinaria, antes debes convertirte en una persona extraordinaria, todo lo que necesitas está dentro de ti, no busques fuera, solo déjalo fluir.


Artículo originalmente redactado por Elvis Santiago Ochoa

44 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo