top of page
FONDO%20NARANJA_edited.jpg
VOLVER%20AL%20INICIO_edited.png
VOLVER%2520A%2520PUBLICACIONES_edited_ed
  • Foto del escritorLa Inigualable

Mejora tu calidad de vida con los alimentos funcionales

Descubre el poder de los alimentos funcionales para transformar tu salud.

En la búsqueda constante de una vida más saludable, es crucial prestar atención a lo que comemos. En este contexto, escuchamos cada vez más sobre los "alimentos funcionales". Pero, ¿qué son realmente? ¿Qué beneficios pueden aportar a nuestra salud y bienestar? En este artículo exploraremos a fondo el fascinante mundo de los alimentos funcionales, desvelando sus secretos y cómo pueden marcar la diferencia en nuestro día a día. Descubriremos cómo estos alimentos especiales, presentes en nuestra dieta diaria, pueden ayudarnos a potenciar nuestro sistema inmunológico, mejorar la digestión, promover un equilibrio hormonal adecuado y proporcionar una variedad de otros beneficios para nuestra salud. Prepárate para un viaje emocionante hacia una alimentación consciente y descubre cómo los alimentos funcionales pueden transformar tu bienestar general.

¿Qué es un alimento funcional de acuerdo con la OMS?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los alimentos funcionales son aquellos que contienen componentes biológicamente activos que proporcionan beneficios adicionales para la salud, más allá de los nutrientes básicos que contienen. Estos componentes activos pueden ser vitaminas, minerales, fibras, ácidos grasos esenciales u otros compuestos bioactivos, como antioxidantes o fitoquímicos. Los alimentos funcionales están diseñados para promover la salud, prevenir enfermedades y mejorar el bienestar general. Estos alimentos pueden fortalecer el sistema inmunológico, regular la función digestiva, reducir el riesgo de enfermedades crónicas como la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, así como promover la salud ósea y cerebral. Es importante destacar que los alimentos funcionales deben consumirse como parte de una dieta equilibrada y saludable, no como un sustituto de una alimentación adecuada.

¿Cuáles son los alimentos funcionales?

Los alimentos funcionales abarcan una amplia variedad de alimentos que contienen componentes biológicamente activos y beneficiosos para la salud. Algunos ejemplos comunes de alimentos funcionales incluyen:


Frutas y verduras: Como las bayas, las manzanas, los cítricos, los tomates y los vegetales de hoja verde, que son ricos en antioxidantes y vitaminas.


Granos enteros: Como el arroz integral, la quinoa, la avena y el trigo integral, que son ricos en fibra dietética y nutrientes esenciales.


Pescados grasos: Como el salmón, la trucha y el atún, que son una fuente importante de ácidos grasos omega-3, beneficiosos para la salud cardiovascular y cerebral.


Lácteos fortificados: Como la leche enriquecida con calcio y vitamina D, que puede ayudar a mantener huesos fuertes y saludables.


Alimentos fermentados: Como el yogur, el kéfir y el chucrut, que contienen bacterias beneficiosas para la salud intestinal.


Frutos secos y semillas: Como las nueces, las almendras, las semillas de chía y las semillas de lino, que son una fuente de grasas saludables y otros nutrientes.


Es importante destacar que la lista de alimentos funcionales es extensa y se sigue investigando para descubrir nuevos alimentos con propiedades saludables.

Fuente: Salud 360º Fotos: Internet Imágenes: Internet



Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page