top of page
FONDO%20NARANJA_edited.jpg
VOLVER%20AL%20INICIO_edited.png
VOLVER%2520A%2520PUBLICACIONES_edited_ed
  • Foto del escritorLa Inigualable

Trucos caseros para que la ropa de los cajones huela bien todo el tiempo

Descubre las mejores técnicas para mantener un aroma fresco en tu ropa de manera constante.

Comprendemos que nada es más frustrante que descubrir que tu ropa, aunque esté recién lavada, no huele tan bien como esperabas. Esto suele ocurrir debido a la humedad, así como a la acumulación de bacterias y hongos. Si la ropa no se seca completamente en la lavadora o la secadora, la humedad residual puede favorecer el crecimiento de microorganismos que producen esos desagradables olores. La situación puede agravarse si no empleamos suficiente detergente o si no lavamos las prendas a la temperatura adecuada. Guardar la ropa en espacios húmedos, como un ropero sin ventilación, solo empeora el problema. Afortunadamente, tenemos algunos trucos caseros que te ayudarán a mantener la ropa de tus cajones oliendo siempre bien.

¿Cómo hacer que la ropa en los cajones huela bien?

Pon el sobre en el lugar que deseas perfumar. Utilízalo en closets, maletas, cajones, depósitos y espacios pequeños cerrados Descubre cuál técnica es tu favorita y comienza a disfrutar de ropa que huele increíble todo el tiempo. Para mantener un aroma fresco en tu ropa, considera las siguientes opciones:

  • Sachets aromáticos: Llena pequeñas bolsitas de sachet con hierbas como lavanda, romero o eucalipto. También puedes agregar especias como canela. Ubica estas bolsitas en tus cajones o entre las prendas para que liberen gradualmente su aroma.

  • Aceites esenciales: Unos pocos toques de aceites esenciales en bolas de algodón o pañuelos de tela pueden hacer maravillas. Coloca estos elementos en tus cajones y déjalos impregnar tu ropa con fragancias como lavanda, limón o cedro.

  • Perchas aromáticas: Una excelente opción es rociar tus perchas con una mezcla de agua y aceites esenciales o incluso colgar bolsitas de hierbas en ellas. Así, cada vez que cuelgues una prenda, se impregnará con ese delicioso aroma.

¿Cómo evitar que la ropa huela mal?

Utilizando trucos caseros, te asegurarás de que tus prendas mantengan siempre un aroma fresco y agradable. Prevenir es tan importante como tratar. Sigue estos consejos para mantener tu ropa fresca:

  • Secado al aire libre: Siempre que puedas, seca tu ropa al aire libre. La combinación de sol y brisa elimina eficientemente la humedad y los malos olores.

  • Manejo post-lavado: Evita dejar tu ropa húmeda en la lavadora o secadora por períodos prolongados. Retírala inmediatamente una vez terminado el ciclo y procede a colgarla o doblarla.

  • Almacenamiento adecuado: Guarda tus prendas en lugares secos y con buena ventilación. Bolsas de tela o cajas diseñadas para la circulación de aire son ideales.

Fuente: Vogue Hogar Fotos: Internet


5 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page