top of page
FONDO%20NARANJA_edited.jpg
VOLVER%20AL%20INICIO_edited.png
VOLVER%2520A%2520PUBLICACIONES_edited_ed
  • Foto del escritorLa Inigualable

¿Cómo mantener los romeritos frescos por más tiempo? Conoce este tip de cocina

Descubre el secreto para conservar los romeritos, ese ingrediente esencial en tus platillos navideños, frescos y deliciosos durante más tiempo.



Los romeritos, un clásico de la cocina mexicana durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo, son conocidos por su versatilidad y su delicioso sabor cuando se combinan con mole y otros ingredientes. ¿Pero cómo mantener los romeritos frescos y evitar que se oxiden? Limpiar y desinfectar estos pequeños tallos verdes de la familia de los quelites es crucial para garantizar su salubridad. Aquí te mostraremos cómo limpiar, conservar y disfrutar de los romeritos en tus recetas navideñas, manteniéndolos frescos y apetitosos para impresionar a tus invitados.



¿Cómo guardar los romeritos en el refrigerador?

Para que tus romeritos duren más tiempo y estén listos para tus recetas navideñas, sigue estos pasos:


Lava y desinfecta los romeritos adecuadamente, luego envuélvelos en servilletas de papel y guárdalos en una bolsa hermética en el cajón de frutas y verduras del refrigerador. Recuerda cambiar las servilletas cada tres días. Conservándolos así, los romeritos pueden mantenerse frescos hasta por dos semanas. Ahora que sabes cómo conservar los romeritos, estarás listo para aplicar estos consejos culinarios en tu cocina.



¿Cómo limpiar los romeritos de Navidad?

Para limpiar los romeritos antes de guardarlos o cocinarlos, sigue este sencillo paso a paso:

  1. Separa las hojas de las ramas, enjuágalos varias veces para eliminar la tierra y luego sumérgelos en un balde con agua y desinfectante para frutas y verduras durante 30 minutos.

  2. Escúrrelos y, si planeas cocinarlos pronto, hiérvelos en agua con sal durante 8 a 10 minutos hasta que estén suaves. Si aún no vas a cocinarlos, omite este último paso.

  3. Una vez limpios, escúrrelos bien y sécalos ligeramente con una servilleta de papel o un trapo limpio para retirar cualquier resto de agua y evitar que se pudran.


Fuente: Tips de Cocina Fotos: Internet


3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page