top of page
FONDO%20NARANJA_edited.jpg
VOLVER%20AL%20INICIO_edited.png
VOLVER%2520A%2520PUBLICACIONES_edited_ed
  • Foto del escritorLa Inigualable

¿Por qué no calentar agua en el microondas? ¡Cuida tu salud!

¿Calientas el agua de tu café en el microondas? Aquí te contamos si esto es una buena idea para tu salud.

El motivo y popularidad que han ganado los hornos de microondas dentro del hogar de millones de familias, es gracias a su practicidad para calentar alimentos en cuestión de minutos, además del ahorro económico generado en las facturas del gas. Sin embargo, existen alimentos y materiales que es mejor evitar meter en este electrodoméstico y uno de ellos podría parecerte bastante extraño. El calentar agua en el microondas podría parecer algo normal, sin embargo, los usuarios podrían estar a punto de cometer uno de los errores más comunes con este electrodoméstico que podría causar un grave accidente. Para explicar esto tenemos que considerar que el agua está compuesta por dos átomos de Hidrógeno y uno de Oxígeno. Así que las moléculas de agua al ser agitadas generan energía que se transforma en calor. Entre más rápido sea el movimiento de la materia, mayor será la temperatura. Cuando se calienta el agua en alguna olla directa a fuego, la temperatura irá de abajo hacia arriba por una transferencia calorífica en convección, formando las famosas burbujas que ascienden a la superficie y rompen cuando el líquido alcanzó su punto de ebullición a los 100°. La forma de acción del horno de microondas es totalmente diferente, calentando los alimentos de afuera hacia adentro, motivo por el cual muchas veces hemos pensado que la comida ya está caliente y, al tomar un poco del centro puedes percatarte que esa parte aún no se calienta. Teniendo en cuenta este principio, cuando colocas en el horno de microondas un recipiente con agua, las microondas chocarán a gran velocidad sobre la superficie del agua, agitando las moléculas que provocarán la energía suficiente para calentar el agua. Sigue leyendo porque te contamos más.

¿Qué diferencia hay entre calentar agua en la estufa y calentar agua en el microondas?

Hay varias diferencias entre calentar agua en la estufa y calentar agua en el microondas, y ninguna de ellas implica necesariamente que calentar agua en el microondas sea "malo" o que cause cáncer. En cuanto a la rapidez, el microondas es generalmente más rápido que la estufa para calentar agua, ya que el agua absorbe las ondas electromagnéticas generadas por el microondas y se calienta rápidamente. En cambio, en la estufa, el agua necesita tiempo para absorber el calor generado por la fuente de calor, lo que puede ser más lento.

Otra diferencia es que el agua calentada en la estufa puede alcanzar temperaturas más altas que el agua calentada en el microondas. Esto se debe a que la estufa proporciona una fuente de calor constante y directa que puede calentar el agua hasta su punto de ebullición.

En cambio, el microondas puede calentar el agua hasta un punto cercano al punto de ebullición, pero no necesariamente lo suficientemente alto para que hierva. En cuanto a la idea de que calentar agua en el microondas es "malo" o causa cáncer, no hay evidencia científica que respalde estas afirmaciones. El microondas utiliza ondas electromagnéticas no ionizantes para calentar alimentos y líquidos, lo que significa que estas ondas no tienen suficiente energía para ionizar los átomos y moléculas, lo que es necesario para causar daño celular y aumentar el riesgo de cáncer. Sin embargo, es importante tener en cuenta que calentar líquidos o alimentos en el microondas puede resultar en temperaturas desiguales en el recipiente y el contenido, lo que puede causar quemaduras al manipularlos.

También es importante utilizar recipientes seguros y adecuados para el microondas, como recipientes de vidrio o plásticos aptos para microondas, y evitar utilizar envases de metal o papel de aluminio en el microondas, ya que pueden causar chispas y dañar el horno.

¿Qué no se puede calentar al microondas?

Hay ciertos alimentos y materiales que no se deben calentar en el microondas porque pueden causar daños al horno de microondas, incendios o riesgos para la salud. Aquí hay algunos ejemplos:

  • Envases de metal: El metal no es apto para el microondas, ya que puede causar chispas y provocar incendios.

  • Papel de aluminio: El papel de aluminio no debe ser utilizado en el microondas por el hecho de que puede causar chispas, provocar incendios y dañar el horno.

  • Plásticos no aptos para microondas: Algunos plásticos no son aptos para el microondas, puesto que pueden derretirse, deformarse o liberar sustancias tóxicas al calentarse. Es importante utilizar recipientes aptos para microondas que estén marcados como seguros para su uso en el microondas.

  • Huevos enteros: Los huevos enteros no deben ser calentados en el microondas porque pueden explotar debido a la acumulación de vapor en su interior.

  • Frutas con cáscara: Las frutas con cáscara como las uvas, los tomates, las papas y las salchichas pueden explotar en el microondas si se calientan enteras.

  • Líquidos sobrecalentados: Los líquidos pueden sobrecalentarse en el microondas y explotar cuando se les agrega algo para enfriarlos, como una cuchara.

Fuente: Salud 360º Fotos: Internet


9 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page